martes, 18 de mayo de 2010

Para Hablar del Templo


1 comentario:

  1. Quiero agradecer el increible amor a la enseñanza de Dios, a los niños, y a la extención del reino de los cielos que ustedes tienen al permitir que otros podamos beneficiarnos del talento y el servicio de amor que Dios ha puesto en ustedes al compartir desinteresadamente sus ideas trabajos y otros.
    Que Dios les bendiga y acreciente su sabisuría e inteligencia cada día para que su amor siga corriendo.
    Se despide con afecto aunque no les conozca una profesora de Religión que le agradece su aporte.
    Bendiciones de Dios para ustedes.

    ResponderEliminar