viernes, 22 de julio de 2011

Ceremonia para hablar sobre el perdón.

Para niños y niñas de 6 a 12 años. (Puede adaptarse para otras edades).

Esta celebración puede realizarse decorando el salón con piedras en el camino en las paredes (hechas de papel, adjunto molde) y niños hechos con material de desecho (tipo palitroques) para poder botarlos con las piedras.





Cada niño debe llevar una piedrecita antes de entrar.
Hay que colocar en un altar, o en el centro del lugar de la celebración, un recipiente metálico, donde se irán arrojando las piedras para que hagan ruido.
Cuando entran a la Iglesia, o al lugar de la celebración, antes de colocarse en su lugar deben dejar en el suelo del pasillo la piedra que lleva cada uno.
Los niños (as) pueden hacer las lecturas bíblicas relacionadas con el tema, pero sería conveniente que la presentación la hiciese el maestro (a) para que los niños capten bien el símbolo de las piedras.

PRESENTACIÓN:
Estas piedras que hemos dejado en el suelo, representan nuestros pecados, o, dicho de otra manera, nuestras faltas de amor a nosotros mismos o a los demás, que suponen faltas de amor a Dios.
Cada vez que hacemos algo malo dejamos de hacer algo bueno, dejamos un piedra en el camino en la que podemos tropezar nosotros mismos o los que vienen detrás de nosotros. Pero hay más: En ocasiones no nos conformamos con dejar la piedra en el suelo, sino que se la arrojamos a alguien. La razón a menudo es la envidia, el egoísmo, la pereza y otras muchas causas.
Pero cuando actuamos correctamente, ponemos amor en lo que hacemos, no juzgamos lo que hacen los demás y reconocemos nuestros errores, quitamos una piedra del camino, ayudamos a que otros no tropiecen en ella e impedimos que los unos tiren piedras a los otros, y en consecuencia, construimos el Reino de Dios.

Entrada:
Estas piedras son el símbolo de nuestra celebración. Queremos demostrarnos a nosotros mismos, a todos(as) los que participamos de esta celebración, y también a Dios, que estamos dispuestos a cambiar: a no volver a arrojar piedras a nadie, a no dejar más piedras en el camino y a recoger todas las que podamos, para que avanzar en nuestro camino de seguidores de Jesús nos sea más fácil a todos, y así contribuir a construir un mundo con más paz y con más amor.
Vamos a pensar en los momentos en que hemos arrojado una piedra a alguien: Usar niños de cartón. Adjunto fotos y molde.
  • Cuando insulto a un compañero, le lanzo una piedra.
  • Cuando hablo mal de un amigo, le lanzo un piedra.
  • Cuando margino a alguien, le lanzo una piedra.
  • Cuando juzgo a una persona, le lanzo una piedra.
  • Cuando agredo de palabra o físicamente a un compañero, le lanzo una piedra.
  • Cuando ridiculizo o me río de alguien, le lanzo una piedra.
  • Cuando me quedo con algo que es de otro, le lanzo una piedra.
  • Cuando falto al respeto a una persona, le lanzo una piedra.
Se puede continuar la lista, de forma espontánea.
Pero hay veces, que la piedra la lanzamos hacia arriba, sin darnos cuenta que al volver, cae encima de nuestras cabezas, y nos agredimos a nosotros mismos:
  • Cuando me dejo llevar de la envidia, lanzo una piedra al aire que me cae encima
  • Cuando me dejo llevar de la pereza, lanzo una piedra al aire que me cae encima
  • Cuando no me respeto a mí mismo, lanzo una piedra al aire que me cae encima.
  • Cuando no soy capaz de reconocer mis errores, lanzo al aire una piedra que me cae encima
  • Cuando desperdicio todos los medios que tengo a mi alcance, lanzo una piedra al aire que me cae encima.
  • Cuando actúo sin responsabilidad, lanzo una piedra al aire que me cae encima.
Se puede continuar la lista, de forma espontánea
En ocasiones, dejamos de actuar como lo debemos hacer, y aunque esa piedra no la arrojamos, la dejamos abandonada en el suelo, y con ella podemos tropezar nosotros o los que nos rodean.
  • Cuando no estoy atento a las necesidades de los demás, dejo una piedra en el camino.
  • Cuando no valoro lo que tengo, dejo una piedra en el camino.
  • Cuando me olvido de agradecer a Dios el regalo de la vida y la naturaleza, dejo una piedra en el camino.
  • Cuando no agradezco a los demás lo que hacen por mí, dejo una piedra en el camino.
  • Cuando vivo de forma egoísta, olvidándome de los demás, dejo una piedra en el camino.
Se puede continuar la lista, de forma espontánea
Lectura: Jn 8,1-11. Reflexión compartida de la Palabra.
Juan  8: 1 - 11

1 Mas Jesús se fue al monte de los Olivos.
2 Pero de madrugada se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles.
3 Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio
4 y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio.
5 Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?»
6 Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra.
7 Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra.»
8 E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra.
9 Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio.
10 Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?»
11 Ella respondió: «Nadie, Señor.» Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más.»

Aplicación y cierre "Queremos cambiar":
Cada niño menciona libremente un compromiso, y luego recoge una Piedra del suelo y la echa en el recipiente metálico. Por ejemplo:
  • Porque no quiero dejarme llevar de la envidia y no quiero lanzar piedras a los que envidio, recojo una piedra del camino.
  • Porque deseo dejar a un lado mi pereza y ser activo en poner en práctica el mensaje de Jesús, recojo un piedra del camino.
  • Porque no quiero hacerme egoísta sino generoso y cercano a las necesidades de los demás, recojo una piedra del camino.
  • Porque no estoy dispuesto a lanzar una piedra a nadie y sólo ser exigente conmigo mismo, recojo una piedra del camino.
Los niños continuar de forma espontánea con los deseos de cambio y la recogida de Piedras.Padrenuestro.
Como seguidores de Jesús que somos, y porque estamos dispuestos a cambiar e imitarle, decimos juntos la oración del Padre Nuestro, fijándonos especialmente en su mensaje sobre el perdón. "Perdona nuestras ofensas, como nosotros (as) perdonamos a quienes nos ofenden". Adjunto el Padrenuestro visualizado.


 
Acción de gracias:
Gracias Señor:
  • Porque no te cansas de perdonar.
  • Porque nos descubres que no es más valiente el que devuelve más fuerte, sino el que es capaz de perdonar.
  • Porque nos demuestras que es más feliz el que perdona que el que odia y vive con rencor.
  • Porque nos enseñas a superarnos cada día y a vivir abiertos a las necesidades de los demás.
Te pedimos que nos ayudes a poner en práctica la oración del padrenuestro y danos fuerza para no lanzar piedras a nadie y para no dejar piedras en el camino. Queremos recoger muchas piedras para facilitar el camino del bien y contribuir a la construcción del Reino de Dios.
Manualidad: Pintar piedras y escribir mensajes esperanzadores y de reconciliación en ellas.


 
Adjunto modelo-foto de piedras pintadas, también las hemos hecho solo con mensajes escritos, sin pintar.

Adjunto texto de refuerzo visualizado para colorear. Romanos 5:8.




Fuente:
Cristina Santa Diana.
Adaptado por Nadia Martínez.

10 comentarios:

  1. Q lindo!!! y que mensaje tan especial!!! me encanto... Dios te siga usando en su Reino.

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa actividad! Gracias por compartir todo el material para realizarla y las instrucciones necesarias. Dios te bendiga mucho!

    ResponderEliminar
  3. las piedras que estan sobre el verde pertenece a una instalacion de piedras pintadas sobre el camino de santiago, pintadas por peregrinos, artistas y vecinos de diferentes culturas. hemos realizados varios segmentos en varios talleres. piedras que ayudan al peregrino en su camino hasta santiago. como en la antiguedad las piedras fueron y son una pieza de comunicacion

    aurorasantos
    desde galicia

    ResponderEliminar
  4. Querida Aurora...cuál es el sitio exacto de donde son, si gustas puedo citarlo, he guardado estas imagenes desde hace un tiempo, las hice también en una época que no tuve cámara para registrarlas, con algunas modificaciones claro, son un recurso muy valioso, sobre todo cuando no hay mucho presupuesto. Espero no te incomode, esta entrada es tomada de la web, en respuesta a una petición especifica. Espero tur comentarios...Cariños.Nadia.

    ResponderEliminar
  5. Hola , buscando piedras me encontre con este bello blog, Felicidades esta muy lindo. sigue adelante . Dejaste una piedra en el camino para llegar a ti jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Muchas bendiciones, Dios se vale de diferentes instrumentos para seguir con su plan de salvación .

    ResponderEliminar
  7. Mil gracias, buscaba una luz para una actividad de niños adoradores con sus papás y Jesús me condujo aquí. Que Dios te siga bendiciendo.

    ResponderEliminar
  8. Más que excelente!!!!!!!!!
    Me encantó y estoy segura que a mis niños también les gustará
    Que Dios te siga bendiciendo!!!!

    ResponderEliminar